EL OBJETO DE APEGO O TRANSICIÓN

12 enero, 2015 · 2 Comentarios

Buenas noches!!

Hoy os quiero hablar de un objeto con un valor incalculable para nuestros bebés!! El objeto de apego o transición. Tienen vuestros bebés objeto de apego? Cuáles son? Conocéis que función cumplen para nuestros peques?

Aquí os traigo todas las respuestas!!

Puede ser un peluche, la almohada, un trozo de tela, etc. La mayoría de veces se trata de algo físico, aunque en ocasiones es un hábito, como un canturreo o ronroneo antes de dormir que cumple una función similar.

Objeto de apego Valeria
Peluche de apego

Los niños se apegan a dos tipos de objetos: los que pueden abrazar y sentir como osos y mantitas o los que pueden chupar y a veces derivan en la costumbre de chuparse el dedo.

Cada bebé escoge su forma de tranquilizarse y lo suelen hacer entre los ocho y los doce meses.

Pero, ¿qué sucede el día de incorporarse a la escuela infantil? Comienza una etapa marcada por la angustia de separación de la madre. Empieza a experimentar este sentimiento a los ocho meses y se recrudece entre el año y los tres años.

 

Valeria y su peluche de apego
Valeria y su peluche de apego

En su desconsuelo, el bebé se aferra a algo material que representa para él su seguridad.

Antiguamente se pensaba que sentir apego por un objeto por parte de un niño era símbolo de inseguridad y debilidad.

Sin embargo, estos objetos le ayudan en su desarrollo y prohibirlos significaría educarle en la represión de sus sentimientos.

En realidad, son tan útiles que quizás se deba incitar al niño a elegir uno incluyéndolo en el ritual de acostarse, pues puede ayudarle a tranquilizarle y a establecer una comunicación con él en situaciones adversas.

A la hora de dormir, le ayuda a conciliar el sueño solo, pues su tacto le relaja y lo asocia con el momento de cerrar los ojos y dormir.

Cuando la mamá está lejos, le consuela su compañía. Por eso, es importante que el educador infantil pida a los padres que dejen el objeto especial para paliar su angustia. Lo importante es que sepa que volverá su mamá a por él, así disminuirá su miedo a ser abandonado.

Si tiene miedo lo agarrará fuerte y sentirá que está ahí, le tranquilizará y reafirmará su seguridad y su valor. Es un escudo que le protege y le hace fuerte.

Y por último en lugares extraños, no hay nada mejor para hacer que se sienta como en casa, ya que su objeto de apego o transición es la referencia más familiar y próxima que posee.

Y antes de despedirme quería compartir con vosotros el objeto de apego de Valeria, un peluche en forma de pera. Se lo regalaron cuando aún estaba embarazada y a Valeria, le encanta abrazarlo fuertemente a la hora de dormir.

  • Cuánto sabes amiga! y cuánto estoy aprendiendo!

  • Como me alegro que te guste y te sirva de aprendizaje, de verdad!!!!

Plataforma dirigida a padres, madres y educadores infantiles, maestros, pedagogos, psicopedagogos y psicólogos junto a mi hija Valeria y su inborrable sonrisa, Valeria Smile

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR