LA ETAPA DEL "ES MIO"

19 enero, 2015 · No hay comentarios

Durante el desarrollo, el niño atraviesa por distintas etapas y momentos evolutivos, todos estos momentos ayudan y benefician a la formación y maduración de la personalidad, pero en ocasiones, nos encontramos con momentos conflictivos en los que no sabemos muy bien como actuar.
Y hoy quiero hablaros de uno de esos momentos, la edad del “es mío”, seguro que ya sabéis perfectamente de que os estoy hablando, verdad? Pero, ¿A qué se debe este “egoísmo infantil”? ¿A qué edad se produce? ¿Cómo debemos actuar ante estas muestras de egoísmo de nuestros hijos?.
Aproximadamente entre los 2 y los 3 años se inicia en el niño el sentido de la propiedad, atravesando por una etapa de egocentrismo bastante normal y común y su aparición suele coincidir con el momento en que estos aprenden el significado de las palabras “mío”, “tuyo” y “nuestro”.

Los niños a esta edad no comprenden que aunque dejen su juguete a otro niño este sigue perteneciéndole, y por lo tanto ellos lo viven como una perdida de sus pertenencias más preciadas.Aunque es importante permitir al niño estos momentos de egoísmo, ya que es un proceso en el que refuerzan su autonomía. Debemos tener claro que la generosidad a estas edades es posible, ya que si los propios padres piensan o creen que no es posible, nunca la trabajarán y enseñarán al  pequeño.

Y es que tenemos que saber que los padres podemos hacer mucho para enseñar al niño a compartir, nunca olvidéis que la principal forma de aprendizaje de los pequeños es a través de la imitación y principalmente imitación de sus padres.

Es importante que en la convivencia se produzcan situaciones de generosidad entre los padres y sean presenciadas por el niño. Estos actos deben verbalizarse acompañándose de expresiones del tipo: “mira voy a compartir con papá mi trozo de tarta”.Debemos premiar con refuerzos sociales, por medio de sonrisas y halagos las conductas de generosidad que se produzcan por parte del niño.

Un buen desarrollo a nivel social ayudará al niño a fomentar su generosidad, es decir, es importante ofrecer al pequeño momentos en los que tenga la oportunidad de compartir juegos y juguetes con otros niños. De esta forma se dará cuenta de lo divertido que puede ser jugar compartiendo.

Plataforma dirigida a padres, madres y educadores infantiles, maestros, pedagogos, psicopedagogos y psicólogos junto a mi hija Valeria y su inborrable sonrisa, Valeria Smile

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR