SIGNOS DE PÉRDIDA DE AUDICIÓN EN EL BEBÉ

17 diciembre, 2015 · No hay comentarios

Cuando te conviertes en madre, afloran un sinfín de nuevas sensaciones, emociones y sentimientos, hasta ese momento desconocidos, la mayoría de
estas nuevas sensaciones son positivas, intensas y maravillosas, pero con ellas también nace un sentimiento de protección, temor y miedo hacia
el estado del bebé, creo que no hay madre que durante la etapa del embarazo no piense en algún momento: ¿estará todo bien? ¿nacerá sano?…. Y según avanza el estado de gestación y se acerca el momento del parto,  estos temores también suelen ir en aumento.

Por lo que hoy os quiero hablar del desarrollo sensorial, y en especial del sistema auditivo y los signos de perdida de audición en un bebé. Algo
que no siempre es tan fácil de detectar.
Pero antes de continuar, quiero aclarar que no soy médico ni tengo formación sanitaria, pero si os hablo desde mi dilatada experiencia con bebes y
niñ@s, y mi experiencia profesional como psicóloga social y docente de educadores infantiles durante muchos años.También es muy importante señalar, que no se deben hacer diagnósticos precipitados y no debemos “etiquetar” a un niño con términos o trastornos que desconocemos. Debéis tener en cuenta, que el niño es un ser que esta en pleno proceso de desarrollo, maduración y crecimiento, y cada niño es un ser individualizado con su propio ritmo. Así que no olvidemos la importancia de este hecho.
Los signos de una pérdida de audición en niños muy pequeños pueden no ser tan fáciles de notar. Los problemas de audición pueden no ser
obvios hasta cuando los niños cumplen entre 12 y 18 meses de edad, que es cuando ellos deberían comenzar a decir las primeras palabras.
Los niños que no pueden oír bien con frecuencia responden a su entorno usando los sentidos de la vista y el tacto, lo cual puede ocultar sus problemas de audición.Los niños que nacen con problemas de audición usualmente pueden diagnosticarse mediante una prueba para evaluar la audición. A todos los bebés se les debería hacer una prueba de audición en un plazo de un mes después de haber nacido. Muchos hospitales evalúan a los recién
nacidos para detectar problemas de audición.
¿Por qué es importante hacer que el recién nacido sea evaluado para detectar posibles problemas de audición?
Los niños aprenden a hablar escuchando e imitando los sonidos que la gente alrededor de ellos hace. Si un bebé tiene un problema de audición, el uso temprano de un dispositivo para oír y otras opciones de comunicación pueden ayudar a evitar retrasos y problemas del habla.A continuación, os muestro una batería de preguntas, que nos ayudaran a detectar un posible caso de problema o perdida de audición, en caso de contestación negativa.

De los 0 a los 4 meses

  • ¿Tu bebé se asusta al escuchar súbitamente un ruido fuerte tal como toser, un grito, el ladrido de un perro o un aplauso?
  • Cuando está durmiendo en un cuarto sin ruido ¿tu bebé se mueve o se despierta al escuchar voces o ruidos cercanos?
  • Cuando tu bebé está llorando o está molesto, ¿él o ella parece calmarse, aunque sea por unos cuantos segundos, cuando escucha su
    voz a pesar de que no pueda verle, cuando comienza a sonar música o cuando se escucha un ruido fuerte de repente?
  • Entre los tres y los cuatro meses de edad ¿tu bebé a veces voltea la cabeza o mueve los ojos hacia el lugar de donde provino un sonido?
  •  ¿Tu bebé parece reconocer la voz de su mamá mejor que cualquier otras voces familiares?
 

De los 4 a los 8 meses

  • ¿Tu bebé vuelve la cabeza y los ojos hacia el lugar de donde proviene un sonido cuando el sonido proviene de un lugar que está fuera de la visión periférica (a los lados) del bebé?
  • En un lugar sin ruido ¿tu bebé cambia la expresión en la cara o abre bien los ojos al escuchar una voz o un sonido fuerte?
  • ¿A tu bebé le agrada el sonido de campanas, los objetos que hacen ruido al apretarlos o le gusta sacudir un sonajero?
  • A los 6 meses de edad ¿tu bebé hace sonidos con la boca o balbucea a la gente que le está hablando o haciéndole ruidos?
  • A los 6 meses de edad el balbuceo de tu bebé incluye cuatro sonidos diferentes?

De los 8 a los 12 meses

  • ¿Tu bebé vuelve la cara de manera rápida y directa hacia un objeto que hace ruido suave, al decir su nombre o al hacer un sonido para indicar que hagan silencio cuando estos sonidos provienen de un lugar que está fuera de la visión periférica (a los lados) del bebé?
  • ¿La voz de tu bebé sube y baja de tono cuando él o ella está balbuceando?
  • ¿Tu bebé hace los sonidos de varias consonantes distintas —por ejemplo m, b, p, g— cuando él o ella está balbuceando?
  • ¿A tu bebé parece gustarle la música y responde a ésta escuchando, meciéndose o “cantando” con la música?
¿Qué sucede si mi niño tiene un problema de audición?

 Los problemas de audición pueden ser temporales o permanentes. Las infecciones de los oídos o cambios en el líquido o la presión dentro del oído medio por otras causas pueden causar problemas temporales de audición que desaparecen con el tiempo sin requerir tratamiento.La mayoría de problemas permanentes de la audición están presentes al nacer y pueden ser hereditarios (se manifiestan en varios miembros de la familia), o pueden ser por causa de problemas médicos. En algunos casos, la causa de un problema auditivo también puede desconocerse.Si tu niño tiene pérdida permanente de la audición habla con tu médico acerca de otras opciones de comunicación. Existen varios tipos de dispositivos para oír disponibles para niños. Tu médico te enviará a un audiólogo (un especialista en problemas de audición) para ayudarle a decidir qué tipo de dispositivo para oír es mejor para su niño.

El profesional debe informar a la familia acerca de otras opciones para ayudar a que el niño se comunique; por ejemplo, aprender a leer los labios o el lenguaje de signos.

Y no quiero acabar el post, sin resaltar la importancia de la estimulación sensorial para el desarrollo y aprendizaje de todos los bebes, y especialmente para los peques con algún tipo de problema o trastorno.

Nunca me dejará de sorprenderme la capacidad de aprendizaje y superación que tienen nuestros pequeños, que son, sin ninguna duda, incluso antes de hablar grandes maestros de tantas cosas para los adultos.

Plataforma dirigida a padres, madres y educadores infantiles, maestros, pedagogos, psicopedagogos y psicólogos junto a mi hija Valeria y su inborrable sonrisa, Valeria Smile

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR