DÍA EN EL ZOO

29 julio, 2015 · No hay comentarios

Los animales son una de mis grandes pasiones sin ninguna duda, como sabréis todos los que me seguís por Instagram, para mi son especiales, y por lo tanto son un miembro más de nuestra familia.

Desde que tengo uso de razón son mi gran debilidad, y siempre he compartido mi vida con ellos. Desde que era bebé siempre hemos tenido algún animal en casa, y la gran mayoría de veces más de uno a la vez, y os puedo decir, que me acuerdo de todos ellos perfectamente, incluso de cuando era muy pequeña.

Los primeros años de mi infancia, los compartí con mi primera perrita, “Pluma” una Pinscher preciosa. Después vinieron muchos más como Toby, Nala, Luna, Niebla, Betty, y de todos guardo muchísimos recuerdos y momentos geniales junto a ellos.

 

 

Creo que son los mejores maestros para enseñar lecciones de nobleza, bondad, fidelidad y amor sin condiciones. Recuerdo, que cuando iba a entrar a la Universidad, una de las carreras que baraje, fue precisamente Veterinaria, pero lo hubiese pasado muy mal, cuando hubiera tenido que atender a algún animal malito.

 

 

De hecho, uno de los primeros post del blog, fue dedicado al bebé y la mascota, y lo redacte con gran ilusión, si no lo habéis visto, podéis hacerlo aquí.

 

 

Actualmente, comparten nuestro día a día, nuestra pequeña chihuahua Javita y nuestra preciosa gata Foskita, que fue recogida de la calle con apenas 15 días de vida, y ya lleva 12 años con nosotros. Y desde el primer día las dos, están compartiendo momentos únicos con Valeria.
Por todo ello, si hay algo que he tenido siempre muy claro, es que el día que tuviese hijos, quería transmitirles mi amor, respeto y cariño hacia todos los animales, quiero que Valeria aprenda que todas las vidas, por pequeñas e insignificantes que puedan parecer son igual de valiosas y que los animales se merecen todo nuestro respeto, cuidados y admiración, creo que los niños y los animales pueden enseñarse tantas cosas mutuamente.

 

 

Así que el pasado sábado, se convirtió en un día muy especial para nosotros, Valeria fue al Zoo Aquarium de Madrid, por primera vez, llevábamos tiempo queriendo ir, pero hemos querido esperar un poquito, para que realmente lo disfrutara y fuese más consciente de esa nueva experiencia, y os puedo decir, que reímos, aprendimos con ella, disfrutamos, y nos emocionamos viendo su carita de felicidad cada vez que veía a un nuevo animal, esos momentos tan pequeños, tienen tanto significado y se convierten en momentos tan grandes, que adquieren un valor único para mí.

 

 

 

 

Espero que os guste gustado el post y las fotos de algunos momentos de ese día.Y hoy me despido con una de mis frases preferidas y que comparto 100%: “Hasta que no hayas amado a un animal, una parte de tu alma permanecerá dormida”.

Plataforma dirigida a padres, madres y educadores infantiles, maestros, pedagogos, psicopedagogos y psicólogos junto a mi hija Valeria y su inborrable sonrisa, Valeria Smile

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR