EL BEBÉ Y LA MASCOTA. CUIDADOS Y BENEFICIOS

El bebé y la mascota. Cuidados y beneficios

Como gran amante que soy de los animales, me hace especial ilusión publicar esta entrada en la que os hablo de la relación, cuidados y beneficios entre el bebé y la mascota.

Java Chihuahua
Fig. 1

Un recién nacido es una auténtica revolución para la unidad familiar. Aunque la mayor parte de los cambios los asuman los padres, el resto de los miembros de la casa verán alteradas las normas que rigen sus comportamientos así como los afectos atenciones a los que están acostumbrados.

Las nuevas normas a la mascota se deben imponer desde el inicio del embarazo para que el animal no relacione la presencia del bebé con las nuevas limitaciones. De lo contrario, podría culpara al bebé de haberle destronado.

Las mascotas pueden sentir curiosidad o recelo ante la llegada de un ser que ellas aún no consideran de la familia, por lo que se recomienda que, antes de volver a casa con el bebé se ofrezca al animal una manta, prenda o pañal que el pequeño haya usado para que pueda captar su olor. De esta manera, el animal no lo considerará como un extraño.

Cuando el bebé llegue al hogar, se debe permitir que el animal lo olfatee. La idea es que asuma que el nuevo inquilino forma parte de su familia para que desarrolle los mismos instintos de fidelidad, protección y amistad que siente hacia los demás miembros de la familia.

Se debe enseñar al niño a lavarse las manos después de jugar con él. Poco a poco se irá desarrollando una relación que le aportará al niño y al animal un sinfín de beneficios.

Foskita Maicon
Fig. 2

Los gatos, por ejemplo, enseñan a los más pequeños la independencia y la tolerancia, mientras que los perros dan lecciones diarias sobre fidelidad, honestidad, la lealtad y la protección hacia los suyos, potenciando en el niño todos estos sentimientos.

Los beneficios que puede aportar una mascota a un niño son tantos que la TAAC (terapia asistida por animales de compañía) se esta desarrollando cada vez más España para ayudar a niños con diferentes problemas como la hiperactividad, dificultades para relacionarse o retrasos en el aprendizaje.

Algunos de los resultados positivos que la zooterapia obtiene en la evolución de los niños son:

  • Desde que el bebé empieza a andar, el animal ejerce un estímulo para su ejercicio físico. Los perros Golden retiriever son los más aconsejables para niños con poca vitalidad, pues son muy juguetones.
  • En la medida en que poco a poco el pequeño vaya participando en sus cuidados desarrollara su sentido de la responsabilidad y aprenderá a respetar la naturaleza, comprendiendo que animales y plantas son seres vivos a los que hay que tratar bien y cuidar.
  • La relación que se desarrollará entre ellos potenciará la capacidad del niño para relacionarse con los demás, comunicarse y compartir.
  • Su proximidad paliará el sentimiento de soledad, muy acentuado en algunos niños, y se sentirá protegido frente a miedos infantiles como el temor a la oscuridad.
  • Como uno más de la familia, estimulará la comunicación sobre todo la sutil, lúdica y afectiva y aportará intimidad y confianza entre todos los miembros.
  • En momentos de tristeza, su actitud de escucha compasiva le ayudará a desahogar penas y superar estados de depresión con conductas afectivas y vitales. El cantar de los pájaros, por ejemplo, transmite alegría a toda la familia.
  • La forma de aceptar y querer incondicionalmente al niño tal y como es reforzará su autoestima para afrontar los períodos de inseguridad para afrontar los periodos de inseguridad propios del crecimiento.
  • En niños hiperactivos, suele dar buen resultado la compañía de ciertos perros como por ejemplo el paciente dogo alemán, debido a que son animales muy tranquilos. Los gatos refuerzan la compañía silenciosa, promueven ambientes pacíficos y acariciarlos tiene un efecto sedante. Los peces también relajan a través de sus movimientos y desplazamientos acuáticos.

ALERGIAS POR CONTACTO

Según el especialista en Neumología Pediátrica José Ramón Villa Asensi, la vinculación entre los animales domésticos y el desarrollo de una alergia en el bebé es muy complejo y controvertido. “Por un lado, sabemos que los animales domésticos sobre todo gatos, perros y hámsteres, son una fuerte de alérgenos muy importante y una de las causas más frecuentes de asma”.

Evidentemente, para que un niño pueda desarrollar una alergia, debe tener contacto con el alérgeno y, por este motivo, durante muchos años se recomendó que los hijos de padres alérgicos renunciaran a las mascotas en sus primeros años de vida para evitar su sensibilización a las mismas. Sin embargo, en los últimos años, se han publicados varios trabajos que demuestran justamente lo contrario. De ellos se desprende que los niños que conviven con animales tienen menos riesgo de ser alérgicos cuando cumplen los cinco o seis años de edad.

Os presento a mis dos animales: Java (Fig. 1) y Foskita (Fig. 2) para mí dos miembros más de mi familia.

Próximamente os explicaré el porqué del nombre de cada una de ellas.

  • Gracias por tener un blog tan genial!! Me he llevado una grata sorpresa cuando me he encontrado con el lo leo y parece que estoy otra vez en clase!! Es un placer leerte espero que mucha gente te lea y aprenda tanto como aprendi yo!! Me suscribo claro jajaja un besote!!

    • Muchas gracias, me alegra mucho que te guste y espero que sirva para ayudar a muchos padres, a futuros profesionales de la educación. Un beso y encantada de tenerte por aqui.

Plataforma dirigida a padres, madres y educadores infantiles, maestros, pedagogos, psicopedagogos y psicólogos junto a mi hija Valeria y su inborrable sonrisa, Valeria Smile

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR