EL NACIMIENTO DE VALERIA. PARTE 2

13 diciembre, 2014 · Un comentario

Una vez en planta me explicaron varias cosas importantes, Valeria tendría que nacer como máximo en las siguientes 48 horas, ya que es el tiempo límite que podía estar dentro de la tripa con la bolsa rota, al estar de 33 semanas era muy importante suministrarme dos dosis de corticoides para ayudar al proceso de maduración de sus pulmones, ya que este órgano es el último que termina de madurar en el embarazo y no se encuentran totalmente maduros hasta la semana 34 de gestación, además existía un riesgo alto de infección tanto para Valeria como para mí, al estar la bolsa rota, así que no dejaron de ponerme antibióticos como prevención, y con todo esto, todavía debía intentar estar tranquila!!! Os podéis imaginar que era un poco difícil!!

Empecé a tener contracciones de forma suave pero las horas avanzaban y el parto no se desencadenaba, así que el martes 25 de Febrero y en vista de que no se podía seguir esperando, a las siete de la mañana me bajaron a dilatación, empezaron a ponerme oxitocina, seguían apareciendo contracciones y esta vez un poco más intensas, pero las horas seguían pasando y nada de dilatación, y para colmo la oxitocina hizo de las suyas y empezó a revolverme todo el cuerpo.

Después de un día intenso y que parecía interminable, me comunican que es imposible esperar más, me pasan a quirófano para hacerme una cesárea, ahora si que quedaba muy poco para ver la carita a Valeria por primera vez!!!!

Y de esta forma tan poco esperada y después de un día realmente agotador, escuche por primera vez su llanto a la vez que me decían los médicos: “ya estamos sacando a tu niña, la oyes?” y justo en ese momento las lágrimas de emoción brotaron por mi cara y supe que mi vida había cambiado para siempre, Valeria ya estaba en este mundo!!!

Ya veis que al final los niños son los que deciden como y cuando nacen y por mucho que imaginemos al final ellos son los que mandan, mañana os contaré como se viven los primeros días de vida  junto a un bebé prematuro, algo para lo que no te prepara nadie.

No os lo perdáis, besos!!

  • Me han brotado también a mi las lágrimas imaginándote! y todo fue bien! aunque durillo! pero ahora Valeria es preciosisímaaaa!

Plataforma dirigida a padres, madres y educadores infantiles, maestros, pedagogos, psicopedagogos y psicólogos junto a mi hija Valeria y su inborrable sonrisa, Valeria Smile

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR