EL NACIMIENTO DE VALERIA. PARTE 3

16 diciembre, 2014 · Un comentario

Los días posteriores al nacimiento de Valeria fueron muy intensos, es una sensación rara, difícil y para la que creo que nunca se está preparado, estar en la habitación del hospital después de haber dado a luz y que tu bebé no esté a tu lado, no es nada fácil. Hasta el día siguiente por la tarde no pude ver a Valeria, me encontraba muy dolorida y cansada depués de la cesárea.

Recuerdo perfectamente la cantidad de sensaciones distintas y los nervios que sentí al cruzar por primera vez de la mano de mi marido la puerta de la UCI neonatal para ver a mi pequeña, ahí estaba Valeria, en la incubadora número 7, con 41cm y 1,800Kg, chiquitita pero tan preciosa, que no podía dejar de mirarla!!!

Es increíble la fortaleza que tienen los bebes prematuros a pesar de su aparente fragilidad, ahí estaba ella con sus vías y todos los aparatos puestos pero con muchas ganas de crecer, de vivir y de salir adelante.

A partir de ese momento las visitas a neonatos fueron constantes, cada tres horas entrabamos a estar con ella, a darle de comer y a que recibiera todo nuestro calor, hubo momentos duros, recuerdo especialmente uno, en una de las tomas, se acercó el neonatólogo y nos comunicaron que habían visto un problema en una ecografía, habían detectado una pequeña hemorragia y tenían que hacer más pruebas para comprobar que todo estuviese bien, en ese momento, te invade una sensación de impotencia y dolor muy difícil de explicar, pero Valeria ha hecho honor a su nombre desde el primer día, cuyo significado es: fuerte, sana y valerosa, algo que ha demostrado con creces, superando todos los obstáculos!!!

Fueron casi veinte días entrando y saliendo del hospital, daba igual los dolores que aún tenia por la cesárea, el cansancio y el agotamiento. Tenia que hacer reposo pero era algo imposible, sólo contaba los minutos para que llegara la hora de cada toma y estar con ella, deseando que poco a poco cogiera peso y que todas las pruebas saliesen bien para por fin poder estar los tres juntos en casa, y que toda su familia pudiese conocerla.

Y ese día llegó, siendo uno de los más felices de mi vida, a mi niña le daban el alta, Valeria con 2,150Kg se venía a casa, ahora si que la familia estaba completa!!!

Para terminar os muestro una foto del primer día de Valeria en casa.

Primer dia de Valeria en casa
Fig. 1

Plataforma dirigida a padres, madres y educadores infantiles, maestros, pedagogos, psicopedagogos y psicólogos junto a mi hija Valeria y su inborrable sonrisa, Valeria Smile

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR